Después de más de 50 años, la icónica furgoneta Volkswagen Tipo 2 que se hizo mundialmente famosa después de su aparición en la legendaria Feria de Arte y Música de Woodstock en 1969, volverá a viajar gracias a la ayuda de Volkswagen of America y la mayor comunidad de Volkswagen.

El Dr. Bob Hieronimus, artista que pintó la furgoneta original, presentó una recreación del legendario autobús en el Encuentro de Invierno de la Organización de Transportadores de Orange Country (OCTO) en Long Beach, California. Los fanáticos de Volkswagen, los entusiastas de los autos y los aficionados al arte pudieron ver en vivo la obra de arte pintada a mano el sábado 16 de febrero en el estadio Memorial de veteranos de Long Beach. Esta fue la primera presentación pública de la réplica del icono de Woodstock y la primera parada de muchas programadas a través del país que conducen hasta la celebración del 50 aniversario del festival de música.

La llamativa furgoneta  es el resultado de un esfuerzo de tres años con Hieronimus y el documentalista canadiense John Wesley Chisholm para recuperar y recrear la furgoneta antes del hito del aniversario de Woodstock.

“Es una máquina del tiempo que lleva a las personas al pasado, a través del presente y al futuro”, dice Chisholm.

Hieronimus pintó el Microbus estándar original de 1963 en 1968, después de una invitación del propietario de la camioneta, que la estaba usando para llevar a su banda al festival y quería un “autobús mágico”. Se convirtió en un símbolo de la Feria de Arte y Música de Woodstock y en un mayor llamado generacional para la paz, el amor y la unidad después de que una foto de la furgoneta tomada por la Associated Press circuló ampliamente en periódicos y revistas de todo el país. La furgoneta incluso apareció en el inserto del álbum oficial de Woodstock.

Mientras que el autobús VW ya había sido el favorito entre los jóvenes que buscaban maneras eficientes de viajar por el país, la camioneta Light cubierta con símbolos pintados a mano y formas psicodélicas de Hieronimus capturó un momento único de la cultura estadounidense.

“El autobús se trata realmente de ser una persona única en un  planeta único”, dice Hieronimus, que también es un simbólogo. “En cada lado del autobús hay una historia, muchas historias, y todas apuntan a la unificación, al trabajo conjunto y a una conciencia superior, que es de lo que realmente se trata la Luz”.

Originalmente, la pareja esperaba ubicar y restaurar el bus ‘Light’ original, pero después de una búsqueda de seis meses se quedó sin nada, decidieron construir una réplica. Gracias al exitoso esfuerzo de Kickstarter, la pareja pudo adquirir un modelo exacto del autobús ‘Light’ original y comenzar un minucioso proceso de restauración, que incluyó un esfuerzo de seis semanas de Hieronimus y un equipo de cinco artistas para recrear las pinturas originales del autobús.

Después de conocer el proyecto, Volkswagen of America apoyó el proceso de búsqueda y restauración. Un equipo de fanáticos de Volkswagen también ha ayudado a llevar el proyecto a buen término, ofreciendo sus servicios y participando para ayudar al dúo.

“Es una sala de estar con ruedas que puedes equipar como quieras, y te transporta a ti y a tu familia, sin importar la definición de familia, a donde quieras ir”, dice Chisholm.