El anuncio hecho hoy por Toyota Motor Corporation junto a Subaru Corporation sobre el acuerdo que celebraron para desarrollar conjuntamente una plataforma dedicada a los vehículos eléctricos de batería (BEV) para vehículos medianos y grandes, y desarrollar conjuntamente un modelo BEV SUV de clase C que saldrá independientemente bajo el logo de cada marca se convierte en una de las noticias mas importantes del sector. 

Las destacadas marcas japonesas se beneficiarán mutuamente al combinar sus respectivas fortalezas, como las tecnologías de tracción en todas las ruedas (Simetric All Wheel Drive) que Subaru ha cultivado durante muchos años y las tecnologías de electrificación de vehículos que Toyota está empleando para reunir a otras compañías que comparten sus aspiraciones.

Desde la conclusión de un acuerdo sobre colaboración empresarial en 2005, Toyota y Subaru han profundizado su cooperación en diversos campos, incluidos el desarrollo, la producción y las ventas. Los ejemplos incluyen los esfuerzos que llevaron al inicio de las ventas del Toyota 86 y el Subaru BRZ de tracción trasera desarrollados conjuntamente en 2012 y el inicio de las ventas del vehículo eléctrico híbrido (VHS) Crosstrek Hybrid de Subaru en los Estados Unidos. A lo que se aplicó el conocimiento relacionado con las tecnologías HEV de Toyota.

Este nuevo reto de las dos marcas tiene la intención de asumir el desafío de crear productos atractivos y amigables con el medio ambiente que solo los BEV pueden ofrecer. El acuerdo anunciado hoy representa una nueva área de colaboración que se enfoca especialmente en la necesidad urgente de responder al dominio «E», o motores y componentes electrificados.

De manera que, Subaru y Toyota creen que es necesario buscar un modelo de negocio que vaya más allá de lo convencional, cruzando las fronteras industriales junto con varios tipos de otras entidades que comparte sus aspiraciones. Como primer paso en esta dirección, al tiempo que acelera el desarrollo de productos al reunir tecnologías que representan las fortalezas de cada compañía y cooperar cuando sea posible, las dos compañías desarrollarán conjuntamente una plataforma dedicada a BEV. La plataforma se desarrollará de manera tal que sea ampliamente aplicable a múltiples tipos de vehículos, incluidos los sedanes y SUV de clase C y D, así como al desarrollo eficiente de modelos de vehículos derivados.

En conclusión la unión de estas dos grandes marcas sin duda resultará en productos de excelente factura y desempeño, con el plus de ayudar al planeta y acortar nuestra extinción. Desde Naves 4×4 felicitamos a las marcas por su iniciativa y les deseamos los mayores éxitos.